Preguntas al presidente de la Asamblea

Estimado Sigfrido Reyes:
Vamos a empezar, donde todo empieza: la compra de la Villa Dueñas por parte de la Asamblea Legislativa que usted preside.

¿A quién encargó la Junta Directiva de la Asamblea la negociación con el IPSFA para comprar la Villa Dueñas?

¿Usted participó de alguna manera directa o indirecta en la negociación de la compra de la Villa Dueñas y de su precio?

¿Cuándo la sociedad anónima TERREIN, de la cual usted es accionista junto con Byron Larrazábal, negoció con el IPSFA la compra de 5 terrenos en Nuevo Cuscatlán, intervino algún funcionario del IPSFA involucrado en la negociación anterior con la Asamblea para la compra-venta de Villa Dueñas?

¿Qué institución o empresa contrató la Asamblea Legislativa para determinar el valor del inmueble Villa Dueñas? ¿En cuánto fue valorado?

¿Cuánto pagó la Asamblea al final al IPSFA por Villa Dueñas? ¿Es correcto que el precio fue de 4.8 millones de dólares, como reportó La Prensa Gráfica el 8 de diciembre del 2014?

¿Usted puede afirmar con autoridad que las dos negociaciones con el IPSFA (la que usted hizo como Asamblea y la que se hizo como TERREIN SA de CV) no tienen nada que ver una con otra? ¿Pura coincidencia?

La sociedad TERREIN SA. de CV, de la cual usted es accionista, publicó el 19 de diciembre un comunicado diciendo que “los fondos utilizados para pagar el precio de compra de los referidos lotes provinieron de financiamientos otorgados a la sociedad por accionistas de la misma e inversionistas particulares”.  Como TERREIN solo tiene dos accionistas y usted es uno de ellos, esta frase significa que usted personalmente invirtió en la compra de los terrenos. ¿Cuál es el monto que usted como accionista aportó a TERREIN para la compra de los 5 terrenos y de dónde provinieron estos fondos?

¿Aparte de la asesoría en negocios inmobiliarios que ya se sabe que brindó a usted, el señor Byron Larrizábal, para qué tipo de asesoría para la Asamblea Legislativa fue contratado?

¿Cuál es la calificación específica que tiene el señor Byron Larrizábal para el cargo específico por el cual lo contrató la Asamblea? ¿Cuánto ha ganado el señor Larrizábal como asesor de la Asamblea?

¿Usted ha sido el jefe inmediatito del asesor Byron Larrizábal en la Asamblea, o ha tenido otro jefe a quien reportar? ¿Usted puede informar sobre los resultados concretos (informes, proyectos, propuestas) de su trabajo como asesor, no tomando en cuenta los resultados que se reflejan en sus negocios personales?

Ya que no quiso ceder una entrevista a La Prensa Gráfica, tal vez quiera contestar las preguntas mías. Me comprometo a publicar sus respuestas sin ninguna alteración. Saludos,

(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta al Fiscal General: Falta poner punto final al pleito sobre con ENEL

Estimado Luis Martínez:
El Diario de Hoy publica hoy un artículo titulado “Italiana ENEL se despide...”. Un buen resúmen de una triste historia, en la cual usted tiene uno de los papeles de villano. La historia como un país no supo aprovechar la oportunidad de juntar esfuerzos con una empresa líder a nivel mundial para explotar uno de los pocos recursos naturales que tenemos: la energía geotérmica. La historia como dos gobiernos (de Saca y de Funes) bloquean la inversión italiana en LaGeo, hasta que el socio al final, aunque ha ganado el pleito en todas las instancias internacionales, prefiere vender sus acciones y abandonar El Salvador para invertir en otras partes. La historia como un fiscal general (o sea, usted) se deja instrumentalizar para poner su institución al servicio de esta política errada y, peor aun, de la persecución política y de los intereses electorales del presidente Funes. Cualquiera puede leer esta triste historia en El Diario de Hoy del día 16 de diciembre.

El único error en esta historia periodística es la introducción. Dice: “El Estado savadoreño y la emresa italiana Enel Green Power escribieron ayer la última página de una convulsionada historia…”  ¡Falso! Faltan dos páginas por escribir, y la primera le toca a usted, señor fiscal general: falta poner punto final a las acusaciones penales que su fiscalía lleva contra nueve exfuncionarios, entre ellos don Billy Sol Bang. La base de la acusación es la supuesta ilegalidad del convenio que ellos negociaron y firmaron con ENEL en el año 2002. Ahora, usted mismo, como representante del Estado salvadoreño, firmó un acuerdo con ENEL, que pone fin al pleito. La solución: El Salvador compra a ENEL todas sus acciones. Con esto, el Estado -¡al fin!- reconoce la legalidad del convenio CEL-ENEL del 2002. Si no, no le podía comprar a los italianos sus acciones. Usted no pudo haber firmado un documento de compra de acciones ilegalmente adquiridos por un valor de por 280 millones de dólares.

Por tanto, usted tiene que sobreseer la acusación que abrió, no solo contra ENEL, sino también contra los nueve exfuncionarios. Y tiene que levantar el ambargo de bienes por valor de 2000 millones de dólares, no sólo contra ENEL, sino contra todos los acusados. Esta es la pagina que a usted le toca escribir para llevar a buen término la triste historia.

También está equivocado David López, presidente de la CEL y cuñado del secretario general del FMLN Medardo González, cuando dijo a los medios que con la solución comercial entre el Estado y ENEL “se facilitará el desarrollo de los procesos penales”. ¡Falso! No facilita el desarrollo de los procesos sino obliga a suspenderlos. Ya no hay causa. Bueno, parece que nunca la hubo. Pero ahora, la supuesta causa se vuelve definitivamente insostenible. El convenio con ENElL de diciembre del 2015 (de compra-venta de las acciones de ENEL en LaGeo) sólo es válido si fue válido el convenio original del 2002, mediante el cual los italianos adquirieron estas acciones. Así de simple.

Bueno, es simple. Pero entiendo que para usted es difícil salir de este dilema. Tiene que sobreseer, pero no quiere decir: Fíjense, me equivoqué, son inocentes, porque ahora me di cuenta que el convenio del 2002 sI era legal y válido. Ya con 280 millones sobre la mesa mesa, pensándolo bien, no hubo delito…

Pero esto es su dilema, señor. Usted se metió en este huevo, usted llevó a la corte esta acusación política de Funes y de la Santa Inquisisción de la Asamblea, usando valuos manipulados y rompiendo reglas básicas de procedimiento. Ahora es su problema cómo salir de este dilema sin perder la cara.

La otra pagina le toca escribir al gobierno de Salvador Sánchez Cerén: Esta historia solo termina cuando el gobierno presente un plan de cómo desarrollar la industria geotérmica y así asegurar el futuro energético del país - sin el socio estratégico y su capacidad de invertir dinero y tecnología. Y sin posibilidad de conseguir otro, porque ninguna empresa internacional va a entrar al campo minado donde acaba de de salir ENEL.

A la espera de las dos páginas finales de esta triste historia, le saluda Paolo Lüers

(Mas!/El Diario de Hoy)



Columna transversal: Alegato por el Gran San Salvador

Los gobiernos -¡todos!- han mostrado que son incapaces de resolver los problemas de tráfico y transporte público del área metropolitano. Lo mismo es cierto para los problemas ecológicos, el manejo de riesgos, el agua potable, el tratamiento de aguas negras y de la basura en este complejo urbano llamado Gran San Salvador, donde vive más del tercio y trabaja, comercia o estudia más de la mitad de la población del país.


Las alcaldías, así como son concebidas en nuestro esquema de Estado centralizado, no tienen la capacidad financiara ni las competencias legales para exitosamente solucionar estos problemas que afectan no sólo la vida de todos los ciudadanos de nuestras ciudades, sino además el desarrollo económico y social del corazón económico, productivo, comercial y cultural del país.

Antes de que a este corazón le de un infarto, hay que crear la base para poder enfrentar todas las enfermedades que padece el Gran Salvador. Y esta base se llama descentralización del Estado. Hay que crear verdaderos gobiernos municipales, pasando competencias y fondos del gobierno central a las alcaldías. Y hay que crear, entre los gobiernos municipales del Gran Salvador, instancias metropolitanas capaces de construir soluciones estructurales y sostenibles: la Autoridad Metropolitana de Tráfico y Transporte Público; la Autoridad Metropolitana de Desechos Sólidos; y la Autoridad Metropolitana de Agua. Y una Autoridad Metropolitana de Planeación Urbana que trascienda las competencias de la OPAMS.

Tomemos como ejemplo el desastre del SITRAMSS. Este megaproyecto tiene una falla de nacimiento: No ha sido coordinado con los gobiernos municipales, aunque afecta a todos los municipios del área metropolitano. Afecta en especial y de manera directa San Martín, Ilopango,  Soyapango y San Salvador, donde la primera fase del SITRAMSS ya está causando daños incalculables; y si se realizara, así como pretende imponer el gobierno, la segunda fase, igualmente saldrían perjudicados Santa Tecla, Antiguo Cuscatlán - y en San Salvador todo el sector sur-occidental. Pero es peor: el SITRAMSS también tiene impacto negativo sobre el resto de las ciudades del Gran San Salvador (Apopa, Mejicanos, Tonacatepeque, Cuscatancingo, Ayutuxtepeque, Ciudad Delgado, Nejapa, San Marcos, cuyos habitantes mayoritariamente se desplazan a San Salvador diariamente), porque altera todo el sistema de transporte público y el tráfico vehicular en todo el Gran Salvador. A esta lista hay que agregar, a esta altura del crecimiento urbano, municipios vecinos como Cojutepeque, Santiago Texacuango, Santo Tomás, Colón, Quezaltepeque, Nuevo Cuscatlán y Zaragoza. Y los alcaldes de todas estas ciudades afectadas no tienen ninguna participación en la planificación, el diseño y la administración de este proyecto.

La primer cosa que deberían hacer los candidatos a alcalde serios (del partido que sean) es exigir que el gobierno central suspenda la implementación del SITRAMMS y entre en una negociación seria con los alcaldes electos en marzo 2015, con el fin de crear un sistema consensuado, bien planificado e integral que corresponda a las necesidades de las ciudades y sus habitantes. Esto significa no sólo suspender la segunda fase, para evitar que el actual caos se expanda a la Escalón, San Benito, Antigua Cuscatlán, Merliot y Santa Tecla. Significa también suspender la puesta en marcha de la primera fase, que ya tiene hasta la madre a los habitantes de Soyapango, Ilopango, el Centro y la parte Oriental de San Salvador.

Los futuros alcaldes, desde sus campañas actuales, tienen que tomar la iniciativa y crear un liderazgo que puede obligar al gobierno a recapacitar y a la Asamblea a legislar al respecto. Repito: No importa de qué partido sean. No es un conflicto entre partidos. Es un conflicto de intereses entre el poder local, que representa a los ciudadanos y sus comunidades, y el gobierno central, que quiere acaparar los fondos y el poder de decisión, bloqueando la democracia participativa y el desarrollo orgánico de las ciudades y de su conjunto, el Gran San Salvador.

Lo del SITRAMMS sólo es el ejemplo más urgente y que está a la vista de todos. Pero lo mismo hay que hacer respecto al manejo de aguas y en un tema central: la planificación del desarrollo urbano sostenible económica y ecológicamente. Para mostrar que las alcaldías están listas y dispuestas a convertirse en gobiernos locales, los futuros alcaldes tienen que tomar medidas en los campos que ya son de su competencia y que cada municipio por separado no puede enfrentar exitosamente: la basura y el mantenimiento de las calles urbanas. Se ha mostrado hasta la saciedad que las alcaldías, así como están concebidas, no pueden enfrentar el cartel mafioso de MIDES, que tiene el monopolio del manejo de los desechos sólidos y lo aprovecha estrangulando las finanzas de todos los municipios. Y en cuanto a las calles urbanas, los futuros alcaldes tienen que luchar por crear un FOVIAL del Gran Salvador, concentrando sus recursos propios y peleando con el gobierno central la parte que al Área Metropolitana corresponde de los fondos del MOP y del FOVIAL central.

Candidato a alcalde que siga filosofando (“buen vivir”, “nuevas ideas”, “la señal de los nuevos tiempos”, “tú eres tu sueño”, “por amor a El Salvador”), pero no propone soluciones concretas y no está dispuesto a luchar por la descentralización del Estado, está engañado a la gente. Candidato que sólo habla de su municipio, cuando los problemas son comunes y requieren soluciones conjuntas, está hablando paja.

Los ciudadanos exigen a los candidatos a alcalde, sobre todo de la capital, que hablen claro. No vamos a seguir votando por candidatos que venden fantasías y humo, sino por líderes que conjuntamente construyen soluciones. Partido que no articule una plataforma conjunta de sus candidatos a las alcaldías del Gran Salvador y de su bancada legislativa en pro de la creación de verdaderos gobiernos municipales y competentes autoridades metropolitanas, falla a la ciudadanía.

Ojala que los candidatos piensen en esto antes de lanzar sus campañas de cancioncitas y poemas. 
(El Diario de Hoy)

Carta a los magistrados electorales: Devuelvan la pelota a la cancha de la Asamblea

Estimados magistrados del TSE:
La Asamblea les tiró la pelota a ustedes. O más bien la papa caliente, sobre la cual no supieron ponerse de acuerdo: la legislación de cómo aplicar el voto cruzado. Para los diputados del FMLN y GANA, la salida fácil: que decidan los magistrados del Tribunal Electoral, y si no se pongan de acuerdo, que decidan con mayoría simple.

Les doy un consejo: Agarren la pelota, pero no la jugada. Hagan su propio juego, el que les corresponde: ustedes son la autoridad técnica competente en materia electoral. Jueguen este papel: elaboren el esquema de cómo contar los votos cruzados, de manera apegada al principio de que cada voto vale lo mismo. Jueguen de acuerdo a las reglas constitucionales, y devuelvan la pelota (la papa caliente) a los diputados: Aquí está el proyecto de ley, señores diputados, bien fundamentado, bien aplicable - ¡ahora hagan su trabajo y legislen!

Si arman un paquete técnicamente perfecto, que dé plena  seguridad y certidumbre a los votantes, a los partidos y a los candidatos independientes, ¿con qué cara los diputados se van a atrever a no aprobar, como Dios y la Constitución mandan, un proyecto elaborado por el organismo competente, que es el Tribunal Supremo Electoral?

Pero cuidadito: no acepten la jugada chuca de los 44 diputados de tirarle la papa caliente al TSE. Es una trampa: quieren que sean ustedes los que se quemen las manos con un reglamento perverso. En este caso serán ustedes, y no los diputados, los acusados ante la opinión pública – y ante la Sala de lo Constitucional, que tiene la obligación de vigilar que votemos con reglas claras y apegadas a su sentencia. Jueguen bien, elaboren una legislación limpia, y exijan a la Asamblea que haga lo que a ella (y solo a ella) corresponde: aprobarla y darle fuerza de ley.

Si aceptan el reto y desarrollan bien la normativa del voto cruzado, de una sola vez el Tribunal Supremo Electoral se erige como la instancia creíble, legítima, imparcial y competente que necesitamos para que el proceso electoral goce de credibilidad - y sus resultados de legitimidad indiscutible.

Ustedes disponen del aparato técnico que la Asamblea lamentablemente no tiene, porque los partidos nunca lo han querido construir: un equipo técnico con experiencia, experticia y autoridad técnica, que trata los problemas como lo que son: técnicos, en última instancia matemáticos - sin llevarlos al terreno liso de lo ideológico. Toda esta discusión absurda sobre si hay que votar por bandera o por personas, sobre colectivismo o individualismo, sobre el partido encima de los ciudadanos – todo esto es discurso ideológico, y para algunos casi una lucha religiosa. Ustedes son la instancia adecuada que puede y debe bajar esta discusión al terreno práctico y técnico. La Sala, en sus sentencias, ya decidió que vamos a votar por cara y además por caras de diferentes listas y partidos. A ustedes sólo les toca el cómo.

Pero cuidado: Ustedes no son legisladores. La pelota tiene que regresar al campo de la Asamblea – solo ella puede meter el gol y aprobar la ley. Ustedes son los árbitros, no los jugadores. El equipo de FMLN/GANA, en su desesperación, tiró la pelota fuera del campo. Agárrenla, revísenla bien, límpienla - y regrésenla a los diputados.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Dario de Hoy)


Carta a Sigfrido Reyes, empresario de bienes raíces

Estimado Sigfrido:
¿Quién hubiera pensado que -entre todos los funcionarios- serías vos quien iba a dar un valioso aporte a la semana de transparencia que actualmente estamos celebrando con conferencias, debates, foros? Un poco involuntario, me imagino, pero no importa: es exactamente lo que necesitábamos.

De esta manera, fíjate bien, puedo presentar como buena noticia y señal de esperanza lo que otros lamentan como otro paso más en el camino a convertirnos en un "estado fallido". Para mi, el que te hayan agarrado con las manos en la masa, haciendo negocios de bienes raíces aprovechando tu posición como presidente de un poderoso órgano del Estado, es lo mejor que nos podía pasar.
El caso Sigfrido Reyes es la muestra que ya tenemos una sociedad civil, unos medios de comunicación y una opinión pública fuertes, críticos y lo suficiente independientes para cumplir su papel de vigilancia ciudadana. Y si se sigue manejando bien tu caso, también las instituciones democráticas del Estado pueden mostrar que ya no son de adorno, sino ejercen de verdad el control sobre los funcionarios y su desempeño en el manejo del poder y de los fondos. Hay que dejar que la fiscalía, la Corte de Cuentas, el Tribunal de Ética Gubernamental, el Instituto de Acceso a la Información Pública, y la sección Probidad de la Corte Suprema hagan su trabajo, investiguen la mezcla de política y negocio en que estás envuelto, y tomen las medidas justas y necesarias.

Una institución ya falló: la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República. No sólo que no investigó nada, sino inmediatamente salió en tu defensa. Bueno, pero es una institución del Ejecutivo, además muy ideologizada. Realísticamente, no se podía esperar otra cosa de una institución que poco se dedica a generar transparencia, sino más bien propaganda. No es realmente una instancia independiente y de control.

Pero con tal que los medios no se dejen intimidar y que la ciudadanía siga exigiendo la estricta aplicación de la ley, las instituciones constitucionales de control arriba mencionadas van a actuar como les corresponde: con autonomía, apegados a la ley, y sin miedo de proceder contra quién sea.
Esto es nuevo en nuestro país. Y es buenísima noticia. Gracias por tu aporte a este verdadero cambio, aunque sea involuntario.

El hecho que vos, actuando como presidente de la Asamblea, comprás al IPSFA la Villa Dueñas a un excelente precio (dicen que 4.8 millones de dólares), a primera vista puede parecer insospechoso. Este dinero ayuda a una institución de previsión social para los militares y exmilitares que está en una situación financiera insostenible. No porque la hayan administrado mal los militares, sino simplemente por que hoy hay pocos militares activos que cotizan y muchos que necesitan recibir pensiones. Es un efecto lógico de la drástica reducción de la Fuerza Armada.

Sospechoso se vuelve el asunto cuando vos, esta vez con sombrero de empresario de bienes y raíces, luego recibís un generoso descuento, cuando mediante una compañía llamada Terrain compras al IPSFA lotes en Nuevo Cuscatlán. Como todo esto paso con poca transparencia, obviamente hay quienes pensarán que el descuento es la comisión por la venta de la Villa Dueñas.

Es precisamente por esto (y porque nadie tiene idea cómo financiaste tus negocios inmobiliarios) que no hay que permitir que altos funcionarios, sobre todo cuando manejan fondos públicos y firman convenios con empresas, tengan a la par sus propios negocios. Mucho menos, cuando estos negocios personales tienen relación con los convenios que como servidores públicos firman o influencian.
Hay quienes interpretan este escándalo, en el cual estás involucrado, como muestra de que la corrupción es indetenible. Lo contrario es cierto: comprueba que con suficiente autonomía los medios, la opinión pública y las instituciones de control pueden detectar, hacer visible y frenar la corrupción. Y esto, como dije, es una señal excelente.

Gracias por haberte prestado como ejemplo. El partido y el presidente te van a dejar caer como una papa caliente, porque no pueden nadar contra la corriente de transparencia.

Agarrá la embajada antes de que retiren su oferta… Adiós, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

"El populismo se vuelve insostenible" . Conversación con Rafael Lemus

De asesor a diputado. Este es el plan de Rafael Lemus. Nace en una familia de obreros, que logró que 5 de sus 7 hijos se hse giceran profesionales. Rafael Lemus se formó en la UCA y luego en un postgrado en INCAE en el campo de economía y finanzas públicas. Ha trabajado en la Superintendencia de Pensiones, en FUSADES, en el Banco Central de Reserva, en la Superintendencia de Comptetencia y en la Secretaría Técnica de la presidencia conducida por Eduardo Zablah. Participó en la construcción de los planes de gobierno de Rodrigo Ávila y de Norman Quijano. Además da clases en varias universidades. En los últimos cinco 5 años ha sido asesor de la fracción legislativa de su partido. Ahora es candidato a diputado por el departamento San Salvador.


Los asesores se han convertido en un tema controversial, por la falta de transparencia. Cómo asesor legislativo y candidato a diputado, ¿cuál es su opinión sobre este tema?
Todo debe hacerse transparente: quiénes son los asesores, cuántos trabajan para cada fracción, para la Junta Directiva o para las comisiones; el proceso de selección, sus calificaciones, sus salarios, sus tareas. Hay mucho vacío de transparencia en la Asamblea.

Aparte de la transparencia, es cuestionada la calidad de las asesorías. ¿Cuál es la opinión de un asesor?
Los asesores a veces no tienen la calificación académica necesaria, y son seleccionados con criterios partidarios y no técnicos. Lo que se necesita es personal altamente calificado, capacitado profesionalmente en las áreas donde se necesita análisis, y de preferencia que lleguen por medio de concursos y que realmente se ganen la posición basado en méritos.

 ¿Qué necesita la Asamblea de sus asesores?
Apoyo en la preparación de proyectos de ley, mejorarlos, contribuir a generar un debate de más calidad en la Asamblea. Los diputados necesitan apoyo en cuanto a investigación, datos estadísticos, análisis, para su labor en las comisiones. El trabajo legislativo necesita fundamentos sólidos. Los debates deben ser fundamentados en análisis y datos. Este vacío hay que llenarlo con urgencia. Yo he podido dar aportes a la construcción del Acuerdo de Sostenibilidad Fiscal, que fue el único acuerdo suscrito por todos los partidos. Apoyé a ARENA desde la parte técnica, y fue la base para negociar un buen acuerdo. Que al final nunca se cumplió, ya es otra cosa meramente política. No hubo voluntad del FMLN y del gobierno.

¿Esta frustración es el punto que le lleva a la decisión de buscar una diputación? ¿Quiere salir de lo técnico e intervenir en lo político?
Los profesionales tenemos que asumir una mayor responsabilidad. No podemos seguir permitiendo que la labor legislativa sea conducida por políticos que no tienen ni la preparación académica necesaria, ni tampoco representan los intereses de la población. Necesitamos que los profesionales preparados asuman liderazgo en defensa de la gente y para buscar soluciones viables para el país. En la política -y en la Asamblea- hay gente muy buena y otra no tan buena, o mala. En todos los partidos. La gente ya demanda soluciones a los problemas que tienen en crisis al país. Tosos los conocemos: inseguridad y falta de empleo.  Al ciudadano le molesta ver que los políticos no tienen la voluntad ni la capacidad para construir estas soluciones. Sigue existiendo el despilfarro, la acciones deshonestas, la corrupción, ;a falta de transparencia, los viáticos, los viajes - pero al mismo tiempo no hay medicinas en el hospital, las patrullas no tienen gasolina, no pagan a los docentes sus remuneraciones. Todo esto la población lo rechaza y demanda una renovación en la Asamblea. 2015 es el año de renovarla.

Usted es experto en presupuesto. Según su criterio, ¿nuestra Asamblea tiene la capacidad de calcular bien los costos que implica una determinada ley nueva?
Este es uno de los problemas: los proyectos de ley no se debaten con sustento técnico, no hay estudios de los costos que genera la implementación de una ley. En ocasiones, se aprueben sin siquiera conocer la fuente de financiamiento. Esto termina en que se hacen nuevas leyes, pero no hay capacidad de ejecutarlas.

En este contexto, ¿cómo ve su rol en la futura Asamblea y en la fracción de ARENA?
Yo podré hacer contribuciones importantes en materia de sistemas tributarios, presupuesto, equilibrio fiscal. Pero mi meta principal es luchar contra esta locura de poner más impuestos, solo para recaudar más fondos para el gobierno, pero sin resolver los problemas a la gente. El FMLN ha hecho tres reformas tributarias, ha aumentado más de 15 tasas y puesto nuevos impuestos. Son más de 1,200 millones de dólares adicionales en recaudación – y ninguno de los problemas graves del país se ha resuelto. No se mejoró la calidad de la educación; no se ampliaron las oportunidades de los jóvenes; no tenemos menos inseguridad.

¿Adónde se fue todos este dinero, según su análisis?
Se fue a programas que tal vez no sean malos en si, pero son mal enfocados y mas implementados. Por ejemplo, metieron a los ECOS y sus programas de salud más de 300 millones dólares, pero ahora somos los peores en el manejo de la prevención. El proceso se está haciendo al revés: Vamos a aumentar los ingresos del estado, aunque no hemos definido las prioridades y aunque no sabemos cómo resolver los problemas. Primero hay que definir bien los problemas, establecer prioridades, construir las soluciones, conocer los costos – y luego ver cómo se pueden financiar.

¿Y no es esto lo que se hace?
No. Aquí se aprueba nuevos impuestos, sin definición clara para qué en específico, sin estrategia, sin saber cuánto va a costar un plan. Simplemente aprueban impuestos contra cero compromiso.

¿Me está diciendo, entonces, que necesitamos más expertos en la Asamblea?
Es urgente que los partidos lleven a la Asamblea esta masa crítica y profesional que entiende los temas económicos. El gobierno nos ha ido empujando a una crisis económica, mientras no resuelve el déficit fiscal. ¿El Fondo Monetario, qué ha dicho? Que el país necesita un ajuste de 3.5% - o bajar gastos de más o menos 800 millones de dólares, o subir impuestos por el mismo monto. O una combinación de ambos. O sea, reducir el déficit. En los últimos 5 años hemos hecho 3 reformas tributarias, que aumentaron los impuestos en 1,200 millones de dólares, pero no hemos mejorado el déficit fiscal, y tampoco hemos resuelto problemas a la gente. Y no hemos creado tampoco un clima favorable para más crecimiento. Esto nos lleva al borde de una crisis, y la gravedad es tal que ya no se resuelve con solamente crecer. Para evitar la crisis, tendríamos que crecer por tasas arriba de 6 por ciento.

No parece muy realista.
No es nada realista. No es viable una solución única, basada solamente en crecimiento. Es crecimiento más ajuste. El gobierno en 5 años no quiso hacer el ajuste. Puso más impuestos para gastar más. Uno podría decir: Tienen razón, hay que gastar más en lo social – pero el problema es que tampoco resolvieron los problemas sociales de la gente, ni sentaron las bases para más crecimiento. Todo lo contrario: Han envenado el clima de inversión y crecimiento.

¿A qué te refieres con “envenenar”?
El clima de incertidumbre e inseguridad jurídica. Cuando optan por más impuestos, suben los costos de las empresas y de los hogares. Cuando no resuelven el problema del alto costo de energía y más bien lo suben, elevan los costos por operar en el país. Cuando ponen el pago extra en aduanas, inflan la burocracia y aplican más regulaciones, estrangulan la inversión. Esto es envenenar el clima.

¿Cuáles son las alternativas? ¿Por ejemplo en el caso del alto costo de energía?
El gobierno gasta en subsidios a la energía eléctrica cerca de 200 millones de dólares cada año. Esta es la solución de corto plazo, la salida populista. Si hubiéramos invertido los 1,000 millones en renovación de las fuentes energéticas, ya tuviéramos una mega oferta de energía; tuviéramos energía barata y sólo tuviéramos que subsidiar a los hogares en extrema pobreza. Esta es una solución permanente y un incentivo para la inversión, pero al mismo tiempo una ayuda a los hogares.

¿Estás planteando erradicar del todo los subsidios? Hay muchos hogares que no podrían sobrevivir…
Hay que mantener subsidios para los que realmente los necesitan. En el caso de electricidad sería menos de la mitad de los subsidios actuales. Pero repito: pagar subsidios sin construir la solución permanente al problema es negligencia. Además, la situación fiscal no permitirá pagar por siempre los subsidios actuales. De repente tendremos la crisis: no está resuelto el problema a largo plazo, y tampoco podemos seguir pagando los subsidios. El populismo se vuelve insostenible.

¿Esto aplica igual a otras áreas de políticas públicas?
Otro ejemplo es la educación. Tenemos, por razones electorales, los programas de uniformes y zapatos, que cuestan como 80 millones de dólares al año.  Pero le damos mala calidad de educación a los niños y jóvenes. A corto plazo se le hace un ahorro a los hogares - pero a todos, sin focalizar. Damos el subsidio a 1.4 millones de hogares. No compro la idea que en El Salvador haya 1.4 millones de familias que no pueden costear uniformes y zapatos. Pero lo más grave es que le damos un ahorro a los padres, pero les negamos a los hijos el derecho a una educación que les permita oportunidades de superación. Lo que la gente debería exigir no son zapatos, sino una educación de buena calidad, que es el único capital que podemos dar a los jóvenes. Es preferible andar con uniformes remendados, pero saber que al final va a tener acceso a oportunidades y empleo.

Examinemos otro rubro que subvencionamos año por año: el transporte.
En este subsidio gastamos 60 millones de dólares. Mejor hubiéramos usado 60 millones de dólares por año para transformar las carreteras y el sistema de transporte público. Esto hubiera cambiado el rostro de la ciudad y del país. Es una verdadera deuda construir una solución integral y permanente al problema del transporte, y dar transporte ágil, seguro y cómodo a la gente. El gobierno del FMLN usó los impuestos y los créditos para los subsidios y para una solución equivocada: el SITRAMMS - y fracasaron.

Le dirán que quiere dejar a la gente, a los pobres, sin los beneficios de los subsidios.
Ahí hay un trueque: Te doy zapatos, subsidio tu pasaje, pero vas a carecer de buena educación y de un buen sistema de buses toda la vida. Es un mal trueque. Yo fui estudiante de escuela pública, de instituto público, y luego de estudios universitarios con becas. Yo y mis cinco hermanos. No me da pena decir que anduve con uniforme desteñido y zapatos rotos. Pero lo que me gané en calidad de educación vale más que haber andado con uniforme nuevo. El conocimiento no te lo quita nadie.

Hregresemos al tema de responsabilidad fiscal. ¿Qué pasó con el acuerdo del 2012 entre todos los partidos y el gobierno?
Este acuerdo implicaba llegar a una definición consensuada de las prioridades del país, para luego sacar las consecuencias en cuanto a reducción de gastos y impuestos. No se ha cumplido. Tampoco el gobierno cumplió al Fondo Monetario. No hay vocación de cumplir los compromisos y de ordenar las cuentas públicas. Pero hay algo que el FMLN y el gobierno no va a poder evadir, y es la realidad. Este gobierno, a pesar de las reformas tributarias, no tiene dinero. La realidad lo va a empujar a hacer ajustes.

¿El presupuesto 2015 marca algún rumbo nuevo?
No cambia nada. Siempre habrá escases de medicinas; no lleva el ajuste de salarios de los docentes; no lleva la devolución del IVA, solo ahí son como 200 millones de dólares que ya sabemos que faltarán; no lleva el total del subsidio del gas y del transporte. O sea, ya está pre-programado que el gasto real será mayor que el presupuestado. El presupuesto no tiene los gastos completos y tiene proyecciones irreales de ingresos. O sea, los ingresos van a ser menores y los egresos mayores de lo presupuestado.

Si llega a la Asamblea, ya como diputado, ¿cuales serán sus metas?
Voy a luchar por cambiar el presupuesto, para que los gastos del estado se hagan en función de resolver los problemas de la gente. No podemos pasar un año más con hospitales sin medicinas. Hay que asignar más fondos a educación, para por lo menos poder iniciar un proceso que mejore la calidad educativa. El presupuesto que aprobaron no refleja ninguna apuesta al futuro. De nada nos sirve que tengamos en Carlos Canjura un ministro de educación de lujo, si no le damos los fondos para realizar sus proyectos.

Otro tema espinoso: el rol de Estado y las regulaciones. ¿Necesitamos más regulaciones o menos regulaciones del Estado?
Este no es un tema de dogmas, sino un tema práctico: Necesitamos mejores regulaciones. Tienen que ser más fuertes en el tema de competencia y protección al consumidor. También en energía, telecomunicaciones y transporte. Por otra lado, se necesita desmontar las regulaciones engorrosos que existen en el tema de las inversiones. Tenemos leyes y reglas que bloquean la inversión. Solo en construcción tenemos bloqueados mas de 1,000 millones de dólares de inversión. Las regulaciones tienen que tener una razón técnica. Donde la tienen, tiene que ser eficiente. Donde no la tienen, hay que desmontarlas. Yo soy una persona pro inversión, pero también he sido parte del Consejo Directivo de la Superintendencia de Competencia, donde hemos tomado decisiones contra las prácticas empresariales que lesionan la competencia libre.

¿Usted se siente parte de la tendencia de renovación en ARENA?
Definitivamente soy parte y expresión de la apertura y renovación que se da en ARENA. Pero también tengo un perfil diferente. Hay muchos profesionales valiosos que en el proceso de la apertura del partido llegan a ser candidatos, pero soy el único economista con experiencia en temas de legislación y de finanzas públicas. Y además tengo una identificación, por mi origen, con los profesionales y con la clase obrera. Mis padres son obreros y soy fruto de haber aprovechado la educación, las becas, para hacerme profesional. Hay amplios sectores que están en esta situación o con esta aspiración. Soy un ejemplo que se puede progresar por medio de la educación.

Hoy con el voto por cara y además cruzado, las opciones para el votante son muy amplias. Dígame porqué el votante, entre toda la oferta que hay en todas las diferentes listas, debe votar por Rafael Lemus.
Porque soy un profesional que tengo la capacidad para defender los intereses de la gente contra más impuestos que la golpea y que además reducen las oportunidades de empleo y superación. Tengo una identifación muy fuerte con todos los jóvenes que están preocupados si el día de mañana, cuando sean profesionales o técnicos, puedan encontrar una oportunidad de empleo. Por tanto, yo seré en la Asamblea el abogado de estos sectores. Necesitamos en la Asamblea gente que defienda la esperanza de progresar.

Si alguien le tilda de tecnócrata, en comparación con los diputados tradicionales, ¿qué responde? Aquí es casi un insulto…
No me ofende, pero gusta más el término de politécnico. Soy un técnico profesional que quiere mejorar y cambiar la política y el servicio público. Políticos tradicionales tenemos hasta de sobra.
(El Diario de Hoy)

Carta al dueño de las tapaderas

Estimado Gerson:
Con tantos años detrás del escritorio del ministro de Obras Públicas, tal vez ya te olvidaste de lo que aprendiste como guerrillero: lo peor que te puede pasar en combate es un tiro que te reviente en el cañón.

Denunciaste, con bombo y platillo, que habían descubierto un lote de tapaderas metálicas robadas en una bodega de la alcaldía de San Salvador. Estas tapaderas que cuando se roban dejan un hoyo redondo en las calles y nos joden los carros si no manejamos bien la técnica de eslalom para esquivarlos.

Pusiste una denuncia en la Fiscalía para investigar cómo llegaron las tapaderas a la alcaldía presidida por Norman Quijano. Incluso, como si no tuvieras nada importante que hacer, te apersonaste en la bodega de la alcaldía para "supervisar" la recuperación de las tapaderas.

Todo esto provocó un nuevo "shitstorm" en las redes sociales, con cientos de ciudadanos y buena cantidad de "trols" acusando a la alcaldía de haber robado las tapaderas, o para hacerle daño al MOP (ya que siempre cuando nos encontramos una de estas trampas maldecimos al MOP y su titular), o incluso para financiar su campaña con la venta de las tapaderas.

Hasta a mí (que nada tengo que ver con tapaderas, excepto que su ausencia ya me jodió un carro), me cayó parte del "shitstorm", retándome que dedicara una de mis cartas a las tapaderas, alegando que no me atrevía a denunciar al supuesto ladrón Quijano, ya que en este mundo de los "trols" todos están convencidos de que yo soy "pluma pagada" de él y su partido…

Como cantan los Pussycat Dolls: "Be careful what you wish for, 'cause you just might get it" (cuidado con lo que pedís, porque puede ser que lo conseguís), le digo: Aquí está su carta. Sólo que de repente no es para Norman, sino para vos. Porque resulta que tus tapaderas no fueron robadas, mucho menos por el alcalde, sino fueron removidas por el Fovial y el MOP cuando empezaron la construcción de los famosos carriles del SITRAMSS. Y luego fueron entregadas en depósito a la alcaldía, nada menos que por la PNC.

Se te reventó el tiro por la culata, comandante Valentín.

Antes de interrumpir tus pesadas diligencias (por ejemplo, para salvar el SITRAMSS) para personalmente ir a recuperar en la alcaldía tus tapaderas, armando todo un show mediático con el subsiguiente "shitstorm" contra Norman, mejor hubieras esperado que la Fiscalía, PNC y alcaldía hagan su trabajo y aclaren la situación.

La ansiedad, en política, siempre es peligrosa. La ansiedad de joder a otro, normalmente te lleva a hacer el ridículo.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas/El Diario de Hoy)

Carta a Armando Bukele

Estimado don Armando:
Ayer en la mañana yo reproduje en twitter y facebook una nota publicada este lunes en El Diario de Hoy que documenta manejos extraños de terrenos destinados a una comunidad de Nuevo Cuscatlán por parte de la actual alcaldía, dirigida por su hijo Nayib. Son unos terrenos donados a la alcaldía para reubicar la comunidad Zamora Rivas que actualmente está asentada en zona de riesgo. Y el Diario documentó que la administración municipal de su hijo había vendido estos terrenos al IPSFA (que originalmente los había donado).

Usted inmediatamente denunció, mediante su cuenta en twitter, que se trataba de campaña sucia: “EDH con papel subsidiado y sin pagar IVA; se compromete a usar portadas y primeras páginas contra Nayib, usando mentiras y medias verdades.” E inmediatamente entró el coro, con el sitio anónimo “Sociedad Civil” dando la pauta: “A partir de mañana, campaña sucia y difamatoria de El Diario de Hoy y troles de @paololuers contra @nayibbukele. Todo pagado por E Zamora.” Y cientos de coristas y troles repitiendo esta acusación…

A mi me meten en esto por dos razones: el sábado 6 publiqué en El Diario de Hoy, pero con mi firma, sobre otro caso que pone en cuestión la gestión de Bukele Jr. al frente de la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán. Se trataba del programa de becas, ampliamente difundido por Nayib Bukele en su campaña por la alcaldía de San Salvador. Pero mientras él habla de haber invertido 3.5 millones de dólares, los documentos oficiales comprueben otra cosa: en los presupuestos de 2012-2014 de Nuevo Cuscatlán solo se destinan 200 mil dólares a las becas, y buena parte de estos fondos provienen de Alba Petróleos y ya fueron publicitados por Salvador Sánchez Cerén en su campaña presidencial.

Veamos la diferencia: el Diario de Hoy y este servidor investigamos y generamos transparencia. No inventamos nada. No difamamos a nadie. Hacemos lo que es la esencia del periodismo: descubrir y publicar lo que otros, sobre todo políticos y candidatos a cargos públicos, esconden o tergiversan.

En cambio, usted, Sociedad Civil y este perverso personaje El Brozo, detrás de quien se esconde un cercano colaborador de su hijo, sí inventan y acusan sin pruebas. Usted, para deslegitimizar un artículo de El Diario de Hoy inconveniente para las aspiraciones políticas de su hijo, acusa al medio de evasión de impuestos. Sin pruebas, porque no existen. Sociedad Civil y El Brozo, me acusan a mi de ser “pluma pagada” por Edwin Zamora. Sin pruebas, porque no existen.

Esta es la diferencia entre campaña sucia, al la cual se dedican ustedes, y periodismo crítico, al cual nos dedicamos nosotros.

Ah, va a decir usted, pero Paolo lanzó una campaña contra mi hijo, publicando fotos en twitter y Facebook, que vinculan a Nayib con personajes cuestionables. Y les pone “#teamnayib” y otros comentarios irónicos. Bueno, don Armando, todas estas fotos son reales, no son montajes. He usado Photoshop solamente para ponerle la firma “#teamnayib”, nunca para alterarlas. Las fotos reflejan una innegable verdad que su hijo no puede ni debe esconder: su relación cercana con personas cuestionables como “El Brozo” Sanabria y Peter Dumas. Y por más que Nayib se quiera desmarcar en su imagen pública del partido FMLN las fotos demuestran que sí tiene relación cercana con Schafik Handal jr., con José Luis Merino, con Salvador Sánchez Cerén. Incluso con los más retrógrados dentro del FMLN, como el Diablito Ruiz y Salvador Arias.

Decir o mostrar con fotos reales la verdad no puede ser campaña sucia. Es el ejercicio de la libertad de expresión que tenemos los ciudadanos. Que son críticos, sí. Que a veces son irónicos, sí. Que son incómodos, obviamente. Pero ser crítico, incómodo, hasta polémico no significa ni difamación, ni mucho menos campaña sucia.

Y le voy a decir otra cosa: Nosotros dos ponemos la cara y no nos escondemos detrás de anónimos. Pero los principales defensores de su hijo operan desde el anonimato, inventan acusaciones absurdas a sus adversarios y críticos, y contratan troles por docenas para replicar sus suciedades. Yo no me quejo. Vengo donde asustan. Pero no me venga llorando que es campaña sucia, cuando ejercemos críticas fundamentadas en los medios y los opinadores: de cara, apegados a la verdad, y generando transparencia.

Usted me puede decir que no soy imparcial. Esto es una opinión, a la cual tiene todo el derecho del mundo. Así como yo tengo derecho de expresar que su hijo no es el mejor candidato a ser alcalde de San Salvador. Si publico falsedades, reclámeme con pruebas en mano.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)